Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

«Atenas» de Juan Vicente Piqueras

Juan-Vicente-Piqueras
Piqueras

Atenas es el libro de alguien que se va. De alguien que como Odiseo, emprende un viaje, y en el caso de Piqueras, después de una estancia de cinco años en un lugar mítico abandonado por los dioses:

Atenas ya no existe. En su lugar
hoy hay otra ciudad que lleva el mismo nombre
pero ya no es la misma.

Yo, que nunca he sido muy homerista, siempre he preferido La Odisea a La Ilíada. Y hay quien postula (Agustín García Calvo) que quizá el único poema auténtico de Homero es el último citado.

Atenas es la particular odisea de Juan Vicente Piqueras, que ha decidido irse (viajar de nuevo):

Si has decidido irte
no mires hacia atrás

Y reflexiona en el verso primero y en el último del poema siguiente:

¿Quién sabe adónde va cuando se va?

El buen lector reconocerá versos homéricos en este poema («Travesía nocturna»):

Anochece y el mar se vuelve vino

o referencias al texto del gran poeta griego, del gran poeta ciego:

lo reconoce como un perro a su amo.

Como reconoció su perro a Odiseo.

atenas-piquerasJuan Vicente Piqueras, nacido en Los Duques de Requena (Valencia). Es un viajero empedernido y a veces ha sufrido males babélicos como todos los que han viajado un poco y se han visto en situaciones de confusión frustrante al no entender en absoluto, palabras, frases, lenguas, de gente, de letreros, carteles… Lo expresa magistralmente en su poema «Sin idioma»:

Paseo entre personas que pasean hablando
lenguas que no comprendo
por calles que no sé adónde me llevan…

Hay referencias en este libro a temas propios del universo lírico como el olvido:

¿Hay alguien que no olvide?
¿Hay olvido sin alguien?

O el paso del tiempo:

El viento de estar vivo
que se lo lleva todo hacia no estar

O la muerte:

Vivimos en manos de la Muerte.
Somos su entretenimiento.

O el amor:

El amor ya no es contemporáneo

Todos estos subtemas tratados de paso y de forma sucinta van a confluir en el tema central del poemario (el viaje en que se abandona Atenas) pero que no pilla por sorpresa al autor, que como buen nómada está acostumbrado a hacer y deshacer maletas, expresa esto en uno de los más logrados poemas del libro, «Metáforas»:

Habrá que irse de Atenas
meterlo todo en cajas destempladas
en maletas con ruedas
decir adiós a gente que apenas empezábamos
a conocer irse sin saber nada

Y en primera persona del singular, más intensamente:

[…] irme de aquí para llegar adónde
llevar la casa encima igual que un caracol
llegar allí sea donde sea […]

Sin olvidar el humor:

Cariño, a esta maleta se le ha roto una rueda
Habrá que hacerle un pasaporte al gato.

Juan Vicente Piqueras (como él dice) pasó de ser un poeta desconocido a ser reconocido, sin pasar por ser simplemente conocido. Buena culpa de ello la tiene la concesión del XXV Premio Fundación Loewe (uno de los más prestigiosos de este país) a su magnífico libro Atenas, el pasado año.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Categorías del blog

Quizá te pueda interesar

Poesía

Venezia ante el mar de los simulacros

El poeta Sergio Gadea Escudero nos brinda este poema repleto de glamour, deseo, amor en el palacete, ilusiones llenas de desesperanza, incluido en su poemario Peligroso cocktail.

Poesía

Dylan en Edimburgo

El poeta Sergio Gadea Escudero publica en exclusiva en el blog de Letradepalo su poema «Dylan en Edimburgo», de su poemario Peligroso cocktail.

Poesía

La llamada “poesía de la experiencia”

Corrían los años 80, se iba consolidando la democracia en España, atrás quedaban la legalización del P.C.E., la concesión del Premio Nobel de Literatura a Vicente Aleixandre (tan festejada por los poetas “novísimos”), la obsesión por un lenguaje literario hiperculto y abstracto en la creación

Vuelve al inicio